RSE

El mercado determina la necesidad de fortalecer la red de interdependencias y colaboraciones. La mejora del clima laboral, las oportunidades de mejora productiva, la motivación de los empleados, el respeto por el medio ambiente y la innovación o diferenciación respecto a la competencia, son factores que junto con los valores éticos del nivel gerencial, se muestran como activos intangibles para poder avanzar y continuar en el desarrollo de nuestra política de RSE

  • La reputación de una empresa en el ámbito social y medioambiental influye en consumidores y clientes.

  • El mercado de trabajo es competitivo, y los trabajadores de mayor preparación desean ejercer y permanecer en empresas que se preocupan por este tipo de cuestiones.

  • El desempeño en materia social influye cada vez más en las decisiones de los inversores, en un marco de rápida expansión del mercado de inversión ética.

  • La RSE hace posible la gestión estratégica de riesgos internos y externos en los terrenos social y medioambiental.

  • Las acciones socialmente responsables existentes cobran mayor visibilidad y se comunican mejor.

  • La responsabilidad social y medioambiental reduce costes de explotación.